MENÚ
CAMBIOCLIMATIC.COM🌍

Oscar Ibáñez:

 

¿Qué es?

La acidificación del océano es el descenso del pH de los océanos de la Tierra, causado por la absorción de dióxido de carbono producido por distintos factores como:

  • los seres vivos en forma de gas
  • la combustión de combustibles fósiles
  • la fabricación de productos industriales como el cemento

Proceso por el cual los océanos se vuelven más ácidos. Cuando el dióxido de carbono entra en el océano, reacciona con el agua de mar, aumentando la acidez del agua y bajando por tanto su pH.

 

Acidificación del océano

Acidificación del océano

 

Causa

Los océanos podrían estar absorbiendo más CO2 del estimado hasta el momento. Sin embargo, aunque es una buena noticia, posee un lado negativo, dado que ese aumento del CO2 en los océanos se disuelve en las aguas y conduce a la acidificación de estas, un enorme problema para los ecosistemas marinos y sus especies.

Aunque si no fuera por ellos la concentración de CO2 en la atmósfera sería considerablemente mayor.

La concentración de iones hidrógeno define el grado de acidez del océano.

En una situación normal, la unión de iones hidrógeno con iones carbonato está en equilibrio, no produciéndose el proceso de acidificación.

El equilibrio se rompe debido a las grandes cantidades de dióxido de carbono que absorbe el océano. incrementando la concentración de iones hidrógeno y haciendo que descienda el pH del océano produciéndose la acidificación de los océanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Consecuencias

Reducción del carbonato cálcico necesario para las especies marinas

Un pequeño cambio en el pH del agua puede suponer en muchos casos catástrofes medioambientales graves como la destrucción de:

  • arrecifes de coral
  • estrellas de mar
  • ostras
  • cangrejos
  • gambas
  • mejillones
  • caracoles
  • langostas
  • fitoplancton y plancton

El exceso de dióxido de carbono en los océanos absorbe los elementos necesarios para que estos organismos puedan crear sus conchas y esqueletos, resultándoles cada vez más difícil fortalecer su estructura y construir una nueva. Si el proceso de acidificación del océano continúa, el propio medio donde viven, podría disolver sus conchas y esqueletos.

 

Caracoles

Caracoles

 

 

 

 

 

 

 

 

La acidificación de los mares disminuye no sólo la capacidad de calcificar, sino que afecta también a:

  • descensos en la tasa de crecimiento
  • disminución de la capacidad reproductiva
  • la respiración y funciones del sistema nervioso
  • cambios en el comportamiento de algunas especies

También tendría un impacto negativo en nuestra vida, puesto que millones de personas dependen económicamente de los arrecifes de coral, y de su protección, recurso y disfrute.

Muchas comunidades pesqueras dependen de estas especies marinas y su pérdida tendría graves consecuencias en la salud y la alimentación de estas comunidades como por ejemplo:

  • reducción en la cantidad y la composición nutricional de los marisco
  • reducción de los lípidos y las proteínas en los peces

La pérdida de los arrecifes por la acidificación aumentaría las amenazas a la seguridad y bienestar de muchas comunidades costeras, puesto que muchos de estos arrecifes protegen a las comunidades costeras contra marejadas, tsunamis y procesos de erosión.

Puede afectar a la propagación de contaminantes a través del medio marino, como el mercurio.

El turismo también se vería afectado puesto que al desaparecer los arrecifes, sus ecosistemas se verían empobrecidos y muchos turistas buscarán otras zonas menos afectadas, lo que supondría una reducción de ingresos.

 

 

 

 

 

 

Soluciones

Para poder frenar el proceso de acidificación de nuestros océanos debemos ser capaces de reducir nuestras emisiones.

Medidas para reducir los niveles de CO2:

  • la sustitución de la política energética basada en el carbón por otra basada en energías alternativas como la solar, la eólica y el hidrógeno.
  • el aumento de la eficiencia energética en medios de transporte (coches, camiones, trenes, aviones y barcos), así como en el hogar, oficinas, en las centrales eléctricas y en el sector industrial.
  • reducción de la deforestación impulsando la plantación de más árboles para ayudar a reducir los niveles de dióxido de carbono.

 

El último informe publicado sobre la acidificación de los océanos revela que la corrosión y el nivel de acidez en el mar se eleva cada vez más, y a ritmo más rápido que en cientos de miles de años, produciendo graves daños en los ecosistemas marinos.

 

Conclusión

Si tomamos las decisiones correctas podemos salvar, de la acidificación y del cambio climático, tanto a los arrecifes de coral como a la vida marina asociada a ellos, al igual que a las poblaciones dependientes de los arrecifes.

 

 

 

Anímate y déjanos tu comentario. Gracias!!!

 

ACIDIFICACIÓN DEL OCÉANO

ACIDIFICACIÓN DEL OCÉANO

Compartir

TIENDA ECOLÓGICA