ADAPTACIÓN DE LOS SERES VIVOS AL CAMBIO CLIMÁTICO

Oscar Ibáñez:

Áreas protegidas                            

En un ambiente de clima cambiante, las áreas protegidas cobrarán mayor importancia como lugares seguros para la biodiversidad, ya que ofrecen hábitats de elevada calidad menos vulnerables a los fenómenos climáticos extremos (búfalo africano, Syncerus caffer, especie susceptible a los efectos de la sequía en el área de conservación de Ngorongoro, República Unida de Tanzanía)
A. Belokurov, ImageNature

 

 

Un área protegida es un espacio creado por la sociedad, esencial para conservar la biodiversidad natural y cultural.

Tipos

  • Las áreas naturales protegidas son zonas verdes con una gran variedad de flora y fauna protegidas por el gobierno.
  • Las áreas forestales protegidas ayudan a la conservación de unos ecosistemas que encierran hábitats y refugios y proporcionan:

– alimento

– materias primas

– material genético

– barreras contra los desastres naturales

– fuentes estables y múltiples de recursos

– otros bienes y servicios

Dichas áreas juegan, un papel importante en los mecanismos de adaptación al cambio climático de las especies, el ser humano y las naciones.

Los bosques protegidos deberían ser mantenidos libres de intervenciones humanas destructivas y representar un almacén natural de bienes y servicios.

Cambio climático

La relación entre bosques y cambio climático es compleja:

  • por una parte, al absorber carbono, los bosques pueden mitigar el cambio climático
  • por otra, al sufrir degradación o destrucción, los bosques pueden contribuir al cambio climático.

El cambio climático constituye en la actualidad una de las principales amenazas emergentes que se ciernen sobre la biodiversidad.

A causa del cambio climático, están en peligro de extinción en todo el mundo hasta:

  • el 25 por ciento de las especies de mamíferos (unas 1 125 especies) (IPCC, 2002).
  • alrededor del 20 por ciento de las especies de pájaros (unas 1 800 especies) (IPCC, 2007).

El cambio climático afectará probablemente de muchas formas a las áreas protegidas consagradas a la salvaguarda de la biodiversidad y a los procesos ecológicos. Se pronostica que, de resultas del cambio climático, las especies emigrarán hacia zonas de temperatura y precipitaciones que les serán más favorables, y que con mucha probabilidad otras especies competidoras o adaptadas mejor al clima, se instalarán en los lugares que las primeras habrán abandonado.

En muchos casos, los efectos negativos del cambio climático sobre las áreas protegidas se exacerbarán por otros factores estresantes, especialmente de origen humano, tales como:

  • el consumo excesivo
  • la contaminación
  • la urbanización que roba espacios a las áreas protegidas.

La biodiversidad existente en estas últimas, ya vulnerable a las amenazas antrópicas, se verá afectada más rápida o más gravemente por el cambio climático.

 

Como el elefante africano y su hábitat se ven expuestos a amenazas nuevas, el Plan de acción sobre las especies para elefante africano del WWF incluye evaluaciones de vulnerabilidad climática relacionadas con las poblaciones de elefantes (Parque nacional de Tarangire, República Unida de Tanzanía)
A. Belokurov, ImageNature

IMPORTANCIA DE LAS ÁREAS FORESTALES PROTEGIDAS ANTE EL CAMBIO CLIMÁTICO

El impacto del cambio climático les confiere ahora una función renovada como instrumento de adaptación frente a un clima cambiante. A este respecto, su importancia es triple:

  • al proporcionar a las especies refugio y corredores de migración, las áreas protegidas les ayudan a adaptarse al pautado del cambio climático y a los fenómenos climáticos repentinos;
  • al proteger a las personas de los fenómenos climáticos repentinos, las áreas protegidas reducen su vulnerabilidad frente a las inundaciones, sequías y otros desastres ocasionados por el clima;
  • de un modo indirecto, al reducir los costos de los impactos negativos relacionados con el clima, las áreas protegidas permiten a las economías adaptarse al cambio climático.

Función ecológica

Existen hoy en el mundo más de 100 000 áreas protegidas; y de este número las terrestres protegidas cubren el 12,2 por ciento de la superficie del globo (PNUMA-CMVC, 2008).

Las áreas protegidas cuentan entre los instrumentos más eficaces para la protección de las especies contra:

  • el riesgo de extinción.
  • las amenazas de origen humano.

Ante un clima cambiante, las áreas protegidas cobrarán una importancia aún mayor como zonas seguras que ofrecen a la biodiversidad unos hábitats de buena calidad y menos vulnerables a las condiciones climáticas extremas. Estas áreas constituirán refugios para las especies amenazadas y reservorios de genes de gran valor.

Función social

Las áreas protegidas pueden proporcionar servicios del ecosistema tales como:

  • el agua potable
  • el almacenamiento de carbono
  • la estabilización de suelos

Además, la ordenación de las áreas protegidas contribuye al empoderamiento de poblaciones o grupos comunitarios marginados.

Función económica

Si el impacto del cambio climático acaba con el hábitat natural de un país, también su economía sufrirá menoscabo.

En un estudio reciente se puso de manifiesto que el producto interno bruto (PIB) de un conjunto de países, encabezado por Viet Nam, podría verse perjudicado:

  • por la subida del nivel del mar
  • la infiltración de aguas salinas
  • desastres naturales atribuidos al cambio climático.

Al proteger el hábitat natural, las áreas protegidas ayudan también indirectamente a proteger la economía nacional.

La pérdida de áreas protegida puede ocasionar costos considerables, por ejemplo:

  • daños a las infraestructuras
  • desastres humanos causados por la desertificación o los tsunamis
  • menores ingresos turísticos.

CONCLUSIONES

  • Aunque las hipótesis futuras respecto al cambio climático y sus repercusiones locales siguen siendo inciertas, lo que es seguro es que las áreas protegidas se verán afectadas.
  • Sin embargo, estas áreas también pueden desempeñar una función no desdeñable en cuanto a la adaptación a los efectos del cambio climático.
  • Las formas de mejorar la recuperación y adaptación frente al clima requerirán:

– un enfoque diverso de la planificación, del establecimiento y de la ordenación de áreas protegidas.

– reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

– velar por que el aumento de la temperatura se contenga dentro de un límite de 2 oC.

  • Si estas condiciones no llegaran a cumplirse, los procedimientos de adaptación serán siempre insuficientes.

 

[bctt tweet=”#Adaptación De Los Seres Vivos Al Cambio Climático#” username=”Oscarcambioclim”]

Compartir

Oscar Ibañez

Muy buenas a [email protected]!! Mi nombre es Oscar y lo que pretendo desde este pequeño rincón, es concienciar a la gente para tener un mundo mejor. Muchas gracias a [email protected] por seguirme en mi pequeño rincón de Internet. Y recordad: hay que tener un poco de conciencia ecológica!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  •  INFORMACIÓN BÁSICA DE PROTECCIÓN DE DATOS:

 

 

 

 

 

 

 

Pincha en el siguiente enlace para:

Suscribirte a nuestra lista de correo!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.