MENÚ
CAMBIOCLIMATIC.COM🌍

Oscar Ibáñez:

 

LA CORRIENTE DEL ATLÁNTICO NORTE SE DEBILITA

La corriente que regula el clima europeo se debilita, esta corriente oceánica es una de las más importantes de nuestro planeta. Se caracteriza por transportar masas superficiales de agua cálida y salada desde los trópicos hacia el norte, y flujos de agua más fría y profunda desde los polos hacia el sur. A menudo se la describe como cinta transportadora, ya que transporta calor hacia el norte del Atlántico ayudando a mantener el equilibrio energético en el Océano Atlántico y regulando las temperaturas en el hemisferio norte.

La región de la cinta transportadora global que recorre el Atlántico distribuye aguas cálidas desde el golfo de México hasta el norte de Europa. Su funcionamiento se mantiene estable gracias a un delicado equilibrio que depende de la temperatura y la salinidad del agua. En los últimos años, se ha abierto un debate en la comunidad científica sobre el estado actual de la llamada AMOC (Circulación Meridional de Vuelco del Atlántico). Muchos investigadores creen que la invasión de agua dulce procedente del deshielo de Groenlandia está debilitando la corriente marina. El agua dulce es más ligera que la salada y reduce la tendencia del agua a hundirse desde la superficie hasta mayores profundidades, lo que constituye uno de los motores del vuelco. Algunos estudios sostienen que se encuentra en su estado más débil en los últimos mil años.

Una vez esto ocurra, el movimiento de aguas cálidas tropicales a la zona del Atlántico norte cesará, con lo que se convertirán en aguas más frías e influirán de manera determinante en el clima de la región.

 

CORRIENTE DEL ATLÁNTICO NORTE

Corriente del Atlántico Norte

 

 

 

 

 

LOS NUEVE PUNTOS DE INFLEXIÓN CLIMÁTICOS.

Son nueve los puntos de inflexión climáticos que se han incluido en la lista elaborada por el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), por estar afectados de manera grave o por estar en grave riesgo de desaparición.

Estos nueve elementos son:

  • el hielo marino del Ártico
  • la capa de hielo de Groenlandia
  • los bosques boreales
  • el permafrost
  • el sistema de corrientes del océano Atlántico
  • la selva del Amazonas
  • los corales de aguas cálidas
  • las capas de hielo del océano antártico occidental
  • la Antártida oriental

Todos estos puntos de inflexión están interconectados y, por tanto, lo que afecte a uno tiene repercusiones en otro.

Esta circunstancia puede ser mucho peor que el calentamiento climático, dado que con él los efectos se van notando poco a poco, pero con esto, sin embargo, es un cambio radical con efectos aún inesperados. Entre los posibles impactos se encuentra el descenso de lluvias, una cobertura de nieve mucho más densa en más zonas de Europa, problemas en la agricultura o una mayor probabilidad de que ocurran eventos como ciclones aún más intensos.

 

 

 

 

 

 

¿PORQUE SE HA RALENTIZADO?

Los últimos estudios señalan al cambio climático como el principal responsable de la debilitación de la AMOC. Una de las evidencias más claras a consecuencia del aumento de temperaturas globales es el deshielo.

El aumento del hielo derretido está alterando la salinidad del Atlántico Norte, perjudicando la cinta transportado oceánica: un agua menos salada, es más liviana y menos propensa a hundirse, evitando así el desplazamiento de agua fría hacia el sur y frenando todo el sistema.

 

La Tierra

La Tierra

 

 

 ¿CUALES SERÍAN SUS CONSECUENCIAS?

 

Un colapso en este sistema daría lugar a cambios abruptos y significativos en los patrones climáticos globales, incluidos un rápido aumento del nivel del mar de hasta 50 cm, inviernos más extremos y alteraciones de los sistemas monzónicos en los trópicos.

En cuanto a temperaturas se refiere, el hemisferio norte sufriría un enfriamiento generalizado con un descenso de la temperatura media en Europa de varios grados. Con ello, habría fuertes disminuciones de la vegetación y la productividad de los cultivos en Europa en respuesta al enfriamiento.

 

Otro de los grandes cambios que supondría un debilitamiento de la AMOC en el clima de Europa tendría lugar durante el inverno, cada vez nos visitarían borrascas más potentes e intensas y crecería el número de episodios tormentosos.

 

Océano helado

Océano helado

 

 

 

 

¿ESTAMOS A TIEMPO DE INVERTIR ESTE PROCESO?

El aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera aumenta la probabilidad de un colapso de la AMOC en el futuro, y aunque no haya una fecha exacta para su colapso, los investigadores advierten que podríamos estar muy cerca de lograrlo.

Por ello, nos revelan que se deben tomar medidas, ya que las consecuencias de un colapso tendrían repercusiones globales. La clave es emitir la menor cantidad posible de GEI… lo más rápido posible, tanto a nivel individual como, por supuesto, a nivel colectivo e internacional.

 

Anímate y déjanos tu comentario. Gracias!!!

 

CORRIENTE DEL ATLÁNTICO NORTE, CORRIENTE DEL ATLÁNTICO NORTE

 y CORRIENTE DEL ATLÁNTICO NORTE,  la CORRIENTE DEL ATLÁNTICO NORTE

Compartir

TIENDA ECOLÓGICA