MENÚ
CAMBIOCLIMATIC.COM🌍

¿Esta la energía nuclear libre de emisiones?

No. La energía nuclear también provoca emisiones de gases de efecto invernadero. Casi ninguna forma de energía está completamente libre de emisiones. Las emisiones se producen durante la extracción, el transporte y el procesamiento del uranio. La larga y compleja construcción de las centrales nucleares también libera CO2. Esto también ocurre durante el desmantelamiento de las mismas. Y por último, pero no menos importante, los residuos nucleares tienen que ser transportados y almacenados bajo estrictas regulaciones. Aquí también hay que tomar en cuenta las emisiones.

Y, sin embargo, grupos de interés, como la consultora austríaca Enco, afirman que la energía nuclear no produce emisiones. “Las principales razones para elegir la energía nuclear son la fiabilidad y la seguridad del suministro, y todo ello sin ninguna emisión de CO2”, afirma Enco. Hay que mencionar que Enco fue fundada por expertos de la Autoridad de la Energía Atómica y trabaja con las partes interesadas en la energía nuclear, por lo que, en ese sentido, no está totalmente libre de intereses propios.

Los defensores de la energía nuclear “no tienen en cuenta factores como la construcción y explotación de las instalaciones de almacenamiento final, el transporte de los residuos nucleares y el desmantelamiento de las centrales”, dice a DW Ben Wealer, de la Universidad Técnica de Berlín, coautor de un documento del grupo “Scientists for Future”, presentado en la Conferencia Mundial sobre el Clima.

Muchos estudios analizados por DW apuntan en la misma dirección: la energía nuclear no está libre de emisiones.

 

 

Energía nuclear

Energía nuclear

 

 

 

La energía nuclear reduce poco la emisión de gases de efecto invernadero

Una de esas alternativas, es el uso de la energía nuclear. Su uso es un tema que trae cola por el debate que suscita cada vez que se plantea como fuente de suministro de energía. Muchos expertos en la materia consideran que la contribución de la energía nuclear a la mitigación del cambio climático es y será muy limitada.

Según la planificación actual, la energía nuclear evitaría anualmente como máximo entre el 2 y el 3 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero entre los años 2020 y 2040. Además, resulta complicado que su red se pueda ampliar para convertirse en la principal fuente de generación de electricidad en el futuro.

 

La energía nuclear evitaría anualmente solo entre el 2% o 3% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero entre 2020 y 2040

 

 

 

 

Cepillos de dientes de bambú

Cepillos de dientes de bambú

 

👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇

Comprar en Aiexpress

 

 

 

 

 

¿Cuánto CO2 se produce durante la producción de energía nuclear?

 

En este caso, los resultados difieren mucho, dependiendo de si se considera únicamente el proceso de producción de energía en sentido estricto, o todo el ciclo de vida de una central nuclear. Solo el informe del IPCC de 2014 asume un rango de 3,7 a 110 gramos de equivalentes de CO2 por kilovatio hora. Durante mucho tiempo se asumió una media de 66 gramos de CO2 por kilovatio hora de energía nuclear generada, pero el valor real es más alto, señala Ben Wealer. Las nuevas centrales generan más CO2 durante su construcción que las anteriores, debido a la mayor complejidad de los sistemas de seguridad obligatorios.

 

 

 

 

 

 

¿Puede la expansión de la energía nuclear detener el calentamiento global?

 

En Alemania, el partido populista de ultraderecha AfD califica la energía nuclear de “moderna y limpia”. El partido reclama el regreso de la energía nuclear en Alemania, mientras que en otros países se pide la construcción de nuevas centrales. Numerosos investigadores lo contradicen: “En realidad, los plazos de construcción son demasiado largos y los costes demasiado elevados como para seguir teniendo un efecto notable sobre el cambio climático. La energía nuclear es demasiado lenta para estar disponible”, responde Ben Wealer, de la Universidad Técnica de Berlín.

Mycle Schneider, autora del Informe sobre la Situación de la Industria Nuclear Mundial (WNISR), está de acuerdo: “Los nuevos cálculos muestran que la energía nuclear es aproximadamente cuatro veces más cara que la eólica o la solar, y su construcción es cinco veces más larga. Si se tiene en cuenta todo esto, se puede pensar en unos 20 años para construir una central nuclear”. El mundo tiene que controlar los gases de efecto invernadero en los próximos diez años, dijo. “Y en los próximos diez años, la energía atómica no podrá hacer una contribución significativa”.

Antony Froggatt, investigador y asesor político del think tank británico Chatham House, también concluye que “la energía nuclear no es la solución al cambio climático”. Una combinación de costos demasiado elevados, las consecuencias medioambientales y la falta de apoyo público desaconsejan su producción y su uso, afirma.

Debido a los elevados costos, esta tecnología también bloquea importantes recursos financieros para el desarrollo de las renovables, opina el experto en el área y activista de Greenpeace Jan Haverkamp. Las energías renovables proporcionarían una energía más rápida, más abundante y más barata que la energía nuclear. “Cada dólar invertido en energía atómica es un dólar que se pierde para importantes medidas de impacto climático. En ese sentido, la energía nuclear no es respetuosa con el clima”.

Además, la propia energía nuclear está teniendo un problema con el cambio climático. En los veranos calurosos, varias centrales nucleares ya han tenido que cerrar o desconectarse de la red porque el descenso del nivel del agua en muchos ríos impedía la refrigeración de los reactores. De hecho, la industria nuclear lleva años reduciéndose. “En los últimos 20 años se han puesto en funcionamiento 95 centrales nucleares y se han cerrado 98. Si se excluye a China de la ecuación, hay 50 centrales nucleares menos que hace 20 años. “No hay una industria nuclear próspera”, valora Mycle Schneider.

 

Chimeneas central nuclear

Chimeneas central nuclear

 

 

Estropajo ecológico

Estropajo ecológico

 

👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇

Comprar en Aliexpress

 

 

 

Limitaciones de la energía nuclear como fuente de energía del futuro

 

– En primer lugar, el nivel de producción de uranio difícilmente podría mantenerse al ritmo necesario durante la fase de expansión. La causa de esto es que la cantidad total disponible es limitada. Con escenarios limitados las nuevas plantas de energía nuclear se quedarían sin combustible durante su vida útil planificada.

– En segundo lugar, la nueva generación de reactores reproductores rápidos prometen una solución al problema de los recursos limitados de uranio 235. El inconveniente es que no estarán disponibles para su despliegue comercial antes de la década de 2040 a 2050. 

Los planes de futuro de las centrales nucleares en general no insinúan escenarios de expansión. Más bien se plantea reemplazar las centrales que están fuera de servicio por nuevas construcciones. Posiblemente sean combinadas con la extensión de la vida útil de los reactores actualmente en funcionamiento.

Tampoco hay que olvidar que los reactores nucleares actuales, por muy seguros que sean, siempre conllevan un riesgo residual de accidentes graves y catastróficos. Estos accidentes llevan intrínsecas grandes emisiones de materiales radiactivos.

Los reactores de nueva generación sí que contemplan reducir el riesgo residual. Aún así, incluso con las tecnologías futuras actualmente previstas, no se puede excluir por completo una catástrofe nuclear.

 

Cambiaremos las centrales nucleares por otras fuentes de energía limpia

Hoy en día, la contribución de la energía nuclear a la mitigación del cambio climático es pequeña según la planificación actual. Además, se va a mantener en ese nivel en un futuro cercano o incluso a medio plazo.

Las estrategias de expansión nuclear no son factibles debido sobre todo a las limitaciones de los recursos que se requieren. Además, la nueva tecnología nuclear libre de limitaciones no estará disponible para el período de acción crítico que empieza ya y se extiende hasta 2050.

El tiempo de investigación, licencias, planificación y construcción de la industria nuclear alargan excesivamente los plazos. A eso hay que sumar el elevado coste que supone la construcción de una central nuclear.

La planificación a día de hoy mantendría la capacidad nuclear en el nivel actual a base de extender el tiempo de vida de los reactores existentes. Sin embargo, los expertos consideran que, dada la contribución limitada que aportan a la mitigación del cambio climático, su eliminación también sería una opción factible.

Está en nuestras manos decidir, dados los inconvenientes del uso de la energía nuclear, si debemos seguir apostando por ella como fuente de energía. Tal vez sea el momento de empezar a apostar de forma mucho más contundente por otras tecnologías de mitigación del cambio climático. Otras queson más eficientes que la energía nuclear.

 

 

Energía renovable nuclear?

Energía renovable nuclear?

 

 

Bolsas reutilizables

Bolsas reutilizables

 

👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇

Comprar en Aliexpress

 

 

 

 

 

 

 

 

Conclusión:

¿La energía nuclear es la solución al cambio climático?

 

Al contrario. La energía nuclear es un obstáculo para la lucha contra el cambio climático.

En primer lugar porque la nuclear no es neutra respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero. Considerando el ciclo completo de las tecnologías de generación eléctrica no-fósiles (es decir, la nuclear y las renovables), la energía nuclear emite más CO2 que cualquiera de las energías renovables por cada kWh producido. Esto se debe a que en todas las etapas del ciclo nuclear-la minería del uranio, la fabricación del concentrado, el enriquecimiento, la fabricación del combustible, la construcción de las centrales nucleares, su mantenimiento y posterior desmantelamiento, la gestión de los residuos radiactivos, etc.- se consumen grandes cantidades de combustibles fósiles.

La seguridad de las plantas también consume electricidad, esta es una de las paradojas de la industria nuclear, con el fin de generar electricidad de forma segura las plantas necesitan un suministro significativo y constante de electricidad, que emite CO2.

Otro aspecto es que las nucleares consumen en grandes cantidades es el agua, lo que es poco adecuado en un contexto de un clima más cálido. Tanto los reactores para refrigeran núcleos y condensadores, como sus piscinas de combustible gastado, necesitan agua en abundancia. Durante la última década, y precisamente debido al calentamiento global, las centrales nucleares han experimentado numerosas paradas.

El cambio climático también incluye la subida del nivel del mar, y aumento de frecuencias de fenómenos meteorológicos extremos, lo que ha provocado ya paradas e interrupciones en el suministro externo de energía.

Pero sin duda una de las razones más poderosas es que incluso triplicando la capacidad nuclear mundial únicamente daría lugar a un 6% de reducción de las emisiones de carbono, según la Agencia Internacional de la Energía (AI

 

 

 

Compartir

TIENDA ECOLÓGICA