MENÚ
CAMBIOCLIMATIC.COM🌍

Oscar Ibáñez:

 

Hibernación del oso pardo

Hibernación del oso pardo

¿QUÉ ES LA HIBERNACIÓN DE LOS OSOS PARDOS?

Consiste en un estado de dormición o letargo invernal que hace descender su ritmo cardiaco desde 40-50 hasta unas 10 pulsaciones por minuto. El oso empieza a prepararse para el largo invierno (alimentarse, buscar refugio…)

Durante los meses de estado de letargo no ingieren ningún tipo de comida, no excretan ni orina ni heces, y se pasan todo el tiempo durmiendo sin a penas moverse.

Anteriormente están ingiriendo grandes cantidades de comida para acumular grasa.

La hibernación comienza cuando los alimentos ya escasean y hace frío siendo un momento importante en la vida de los osos pardos.

 

 

¿CÓMO AFECTA EL CAMBIO CLIMÁTICO A LA HIBERNACIÓN DE LOS OSOS PARDOS?

Los efectos del cambio climático están alterando, por ejemplo, la floración de algunas plantas y también están afectando a la hibernación de los osos pardos o a cambios en su dieta.

El inicio de esta fase depende de:

  • los factores meteorológicos (zona geográfica)
  • la disponibilidad de alimentos
  • las características individuales (sexo y edad del animal)

Factores meteorológicos

El aumento de temperatura reducirá la duración de la hibernación, haciendo a los osos salir antes de las madrigueras.

Esto puede suponer un problema, ya que ese adelanto puede estar desajustado con el crecimiento de las plantas que utilizan como alimento. Incluso, esta escasez de comida podría desembocar en que los osos que vivan cerca de zonas urbanas, se acerquen a ellas para buscarla.

Además, la hibernación es un periodo en el que las hembras dan a luz a los cachorros. Por ello, una salida más temprana de la madriguera puede provocar impactos en el estado físico de los oseznos, que pueden ser más pequeños y, por tanto, más vulnerables.

 

Hibernación de la osa con su cría

Hibernación de la osa con su cría

 

Por ejemplo, los osos pardos del norte de Suecia pueden hibernar durante más de 160 días, mientras que los osos pardos cantábricos lo hacen una media de 55 días.

Al igual que los osos que habían hibernado en altitudes más altas de las montañas hibernaban más que los que lo habían hecho más abajo.

Disponibilidad de alimentos

Los osos pardos cantábricos están reduciendo el consumo de determinados frutos (como arándanos y el castaño) y aumentando el de otros.

Cuando había una gran cantidad de bayas disponibles, los animales tendían a mantenerse fuera para seguir comiendo. Si el otoño se alarga se mantiene la producción de bayas y entonces los osos retardan su hibernación.

En España, en la cordillera cantábrica, la población de osos pardos puede verse reducida a la mitad en 50 años por culpa de las modificaciones que están sufriendo los vegetales con los que se alimentan como consecuencia del cambio climático.

 

Proyecto para salvar al oso pardo de la extinción

El proyecto LIFE ‘Osos con futuro’ prevé la plantación, en varias fases, de 150.000 árboles y arbustos autóctonos productores de frutos carnosos como arándanos o cerezas en 225 pequeños bosques. En total, 155 hectáreas, a los que se sumarán otras 55 hectáreas de 25.000 castaños injertados.

 

 

Conclusión

El oso pardo tiene facilidad para adaptarse a cambios ambientales, pero no se conoce exactamente su capacidad para continuar sobreviviendo de forma segura en un hábitat alterado y sobre la forma en la que evolucionarán dichos ecosistemas ante los cambios de temperatura y lluvias.

Por lo que es necesario seguir haciendo esfuerzos para frenar la crisis climática cuyos efectos estamos observando en el presente y en especies más allá del oso polar.

 

Anímate y déjanos tu comentario. Gracias!!!

 

 

Compartir

TIENDA ECOLÓGICA