MENÚ
CAMBIOCLIMATIC.COM🌍

Síntomas que lo demuestran

Cada día aumenta más el uso de combustibles fósiles y de los recursos del planeta. Como resultado, estos son los síntomas que experimenta la Tierra.

Cada día aumenta más el uso de combustibles fósiles y de los recursos del planeta. La Tierra está enferma. Estos son los síntomas que experimenta la Tierra.

A medida que la población humana aumenta rápidamente también lo hace su actividad y el uso de recursos. Utilizamos más energía y la necesidad de generarla requiere que quememos una mayor cantidad de combustibles fósiles.

A estas alturas, la mayoría sabemos que incrementar el uso de combustibles fósiles, como la gasolina, el gasóleo, el gas o el carbón, implica aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero. Estos acaban afectando a nuestro planeta de diferentes maneras, sobre todo calentándolo y cambiando su clima en un tiempo récord.

Estos son los 7 síntomas que sufre la Tierra como consecuencia del uso desmesurado de combustibles fósiles y de recursos. Muchos de esos síntomas han ido a más desde el periodo industrial, pero se han amplificado, especialmente durante las tres últimas décadas.

 

Bolsas biodegradables para caca de perro

Bolsas biodegradables para caca de perro

 

👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇

Comprar en Aliexpress

 

El planeta se calienta a un ritmo imparable

En 1990 el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó su Primer Informe de Evaluación. Concluía que las temperaturas habían aumentado en entre 0,3ºC y 0,6ºC desde niveles preindustriales.

La temperatura media del planeta ya está 1,2ºC por encima de los niveles preindustriales.

Hoy sabemos que la temperatura media del planeta ya está 1,2ºC por encima de los niveles preindustriales. De seguir este ritmo de calentamiento, en 2024 habremos llegado al fatídico dato de 1,5ºC de calentamiento respecto a los valores de finales del siglo XIX.

 

 

Calentamiento global

Calentamiento global

 

 

 

Olas de calor

Quizás este punto sea el más claro de todos. Desde que empezó el verano no hemos dejado de escuchar noticias acerca de olas de calor, temperaturas extremas en toda Europa, etc. Cierto es que olas de calor ha habido siempre, pero no con tanta intensidad. Tal y como ha confirmado el Servicio de Cambio Climático de la agencia europea Copernicus, julio ha sido el mes más caluroso desde que existen datos fiables (hablamos del año 1880).

Estas olas de calor han acelerado el deshielo de glaciares y han facilitado la aparición de incendios, como es el caso de Toledo, donde a finales de junio se sucedieron varios incidentes, casi a la vez, devastando zonas como San Bernardo o Almorox.

 

 

Estropajo ecológico

Estropajo ecológico

 

👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇

Comprar en Aliexpress

La concentración de dióxido de carbono se ha duplicado respecto a periodos preindustriales

En 2021 la atmósfera terrestre rondaba las 415 partes por millón (ppm) de dióxido de carbono. Es cerca de un 50 % respecto a los niveles preindustriales, cuando la concentración era de 277 ppm.

El dióxido de carbono permanece en la atmósfera durante siglos y aún más tiempo en los océanos. La última vez que se registró en la Tierra una concentración de CO2 comparable fue hace entre tres y cinco millones de años. En esa época, la temperatura era de 2 a 3°C más cálida, y el nivel del mar, entre 10 y 20 metros superior al actual.

 

 

Emisiones de dióxido de carbono

Emisiones de dióxido de carbono

 

 

Temperaturas máximas en lugares impensables

¿Imaginas que en Noruega hubiera más de 30 grados en mayo? ¿Y en Dinamarca? Parece increíble pero es verdad: en el año 2018 se registraron temperaturas de 32,7 grados en Etne (Noruega), siendo la más alta  seguida de 31,8 grados en el año anterior. En Bergen se ha alcanzado una temperatura máxima promedio mensual de 22,5 grados, superando el récord de 1947 (21,1 grados).

Además, en sitios como Dinamarca se registraron temperaturas de 29 grados en ese mismo mes, muy poco usuales en esa zona. Esto va empeorando año tras año, conllevando graves problemas de incendios y sequías al norte de Europa. Muchos apuntan que, de no poner solución, ciudades como Madrid, hacia el 2050, estará a la temperatura de Marrakech (elevándose en más de seis grados), Londres a la de Barcelona y Estocolmo a la de Sofía. Esto hará que miles de especies sufran las consecuencias y que muchas enfermedades acechen.

 

Cepillo ecológico

Cepillo ecológico

 

👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇👇

Comprar en Aliexpress

 

 

 

Miles de especies en peligro de extinción

Actualmente hay 41.415 especies en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y 16.306 de ellas son especies en peligro de extinción. Esta cifra es superior a las 16.118 del año pasado. El dato incluye tanto a los animales como a las plantas en peligro de extinción.

Una especie está en peligro de extinción cuando su población ha disminuido entre el 50 y el 70% y se limita a menos de 250 individuos maduros. Cuando la población de una especie es tan baja, no se tiene en cuenta su área de ocupación.

 

Cada año talamos miles de árboles

 

En la actualidad cerca de 1,3 mil millones de árboles son talados al año, lo que significa que unos 42 millones se talan cada día.

Un 46% de los árboles del planeta han sido talados desde el origen de la agricultura hace 12.000 años

La deforestación es uno de los problemas más graves que sufre el medio ambiente, sobre todo por la importancia que tienen los árboles como ‘pulmón’ del planeta.

 

Tala indiscriminada de árboles

Tala indiscriminada de árboles

 

 

 

Aire: una muerte silenciosa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que alrededor de siete millones de muertes al año en el mundo son causadas por la contaminación del aire, equivalente al número de habitantes de Londres. De estas muertes, un 25% pertenecen a enfermedades del corazón y un 24% a ictus. Lo llaman “el nuevo tabaco”, señalando que es un riesgo para la salud.

Sucede que la contaminación es producida por partículas tanto sólidas como líquidas (siendo las más pequeñas aquellas que son más peligrosas debido a su fácil inhalación), el ozono, el monóxido de carbono (emitido por los incendios) y el NO2, sin olvidar al SO2 y a los COV (emitidos por los productos químicos como ya destacamos en anteriores artículos).

Tras respirarlos, pasan a la sangre a través de la barrera alveolar, favoreciendo problemas cardiacos que derivan a enfermedades como ictus y paradas cardiocirculatorias. El tráfico rodado es el mayor causante de estos contaminantes, de ahí la importancia de restringir el paso de estos a grandes ciudades, sobre todo de los coches diésel que no tienen catalizadores selectivos.

 

LA TIERRA ESTÁ ENFERMA, LA TIERRA ESTÁ ENFERMA

LA TIERRA ESTÁ ENFERMA, LA TIERRA ESTÁ ENFERMA

 

 

 

Compartir

TIENDA ECOLÓGICA