MENÚ
CAMBIOCLIMATIC.COM

Oscar Ibáñez:

 

Hidrógeno verde

Hidrógeno verde

 

Una de las soluciones que están desarrollando algunas naciones para evitar los peores impactos del cambio climático y que las temperaturas globales no sigan subiendo, es la del hidrógeno verde, también conocido como hidrógeno renovable o e-Hydrogen.

 

¿Qué es?

Esta tecnología se basa en la generación de hidrógeno, se genera a partir de electricidad procedente de energías renovables a través de un proceso llamado “electrólisis del agua” (separación del oxígeno y el hidrógeno) impulsada con energías renovables como la eólica o la solar.

Además, es una fuente de energía limpia que solo emite vapor de agua y no deja residuos en el aire, a diferencia del carbón y el petróleo.

Por lo que cuando hablamos de hidrógeno verde, nos referimos a un hidrógeno que ha sido obtenido mediante el uso de energías renovables en su producción, sin generar emisiones contaminantes, un hidrógeno sostenible que puede ser clave no solo como vector energético, sino como materia prima.

 

[amazon box = “B0825PFSX2” template = “horizontal”]

 

 

 

Como se obtiene el hidrógeno verde

Cuando necesitamos convertirlo en energía, el hidrógeno almacenado en tanques específicos es canalizado hacia una pila de combustible. Allí se une de nuevo con oxígeno procedente del aire y se obtiene la energía eléctrica.

Este método utiliza la corriente eléctrica para separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua, por lo que, si esa electricidad se obtiene de fuentes renovables, produciremos energía sin emitir dióxido de carbono a la atmósfera.

 

Proceso hidrogeno verde

Proceso hidrogeno verde

 

 

¿Para qué podemos utilizar el hidrógeno verde?

  • Almacenamiento: cuando exista un excedente de energía eléctrica renovable, se puede utilizar para producir hidrógeno verde. Este será almacenado durante semanas o incluso meses para, posteriormente, volver a ser convertido en energía renovable.
  • Transporte de energía renovable: debido a su poco peso, el hidrógeno verde y los combustibles a base de hidrógeno pueden transportar la energía verde a lugares remotos donde se necesite.

Será una de las claves para ayudar a la descarbonización del transporte, sobre todo el de larga distancia y el aéreo.

En el transporte marítimo normalmente se emplean combustibles muy baratos pero muy contaminantes, por lo que el hidrógeno verde se presenta como una alternativa decisiva para barcos de gran calado que recorren largas distancias.

En la aviación, por su parte, el hidrógeno verde puede ser la base de combustibles sintéticos que reduzcan de manera radical las emisiones de este sector. También será esencial para otros medios como el tren o el transporte de mercancías pesadas por carretera.

  • Movilidad: el hidrógeno verde se está posicionando como el combustible del futuro para largas distancias por carretera, transporte pesado de mercancías, autobuses, trenes, barcos y aviación.
  • Uso doméstico y comercial: es una alternativa limpia para la descarbonización del sector residencial y de servicios debido a que es capaz de alcanzar temperaturas difíciles de conseguir con otros procesos limpios. Por eso su uso en electricidad y calefacción para los hogares es una de las aplicaciones más esperanzadoras del hidrogeno verde.
  • Gran industria: se puede utilizar en plantas de fabricación de productos industriales como materia prima.

 

 

Ventajas

  • Almacenable: el hidrógeno es fácil de almacenar, lo que permite su utilización posterior en otros usos y en momentos distintos al de su producción.
  • Transportable: esta energía puede mezclarse con el gas natural hasta en un 20 % y viajar por los mismos canales e infraestructuras del gas.
  • 100 % sostenible: el hidrógeno verde no emite gases contaminantes ni durante la combustión ni durante el proceso de producción.
  • Versátil: el hidrógeno no solo se puede usar como vector energético, sino también como materia prima, es decir, puede transformarse en electricidad o combustibles sintéticos y utilizarse con fines domésticos, comerciales, industriales o de movilidad.
  • Energía renovable: utiliza recursos de la naturaleza que no se agotan.

 

 

[amazon box = “B07GWSMYYL” template = “horizontal”]

 

Inconvenientes

  • Alto coste de producción: la energía procedente de fuentes renovables claves para generar hidrógeno verde a través de la electrólisis, es más cara de generar, lo que a su vez encarece la obtención del hidrógeno.

Sin embargo, la caída del precio de las energías renovables ha abierto una nueva ventana de oportunidad para que su coste sea cada vez más competitivo.

  • Implementación: requiere de importantes inversiones.
  • Mayor gasto energético: la producción del hidrógeno en general y del verde en particular requiere más energía que otros combustibles.
  • Atención a la seguridad: el hidrógeno es un elemento muy volátil e inflamable, por lo que requiere unos requisitos de seguridad elevados para evitar fugas y explosiones.

 

 

Hidrógeno verde, clave contra la lucha del cambio climático

El hidrógeno verde puede ser una herramienta inigualable para sustituir a los combustibles fósiles en aquellos sectores más difíciles de descarbonizar y contribuir así a la lucha contra el cambio climático:

  • Ayudará a la descarbonización de lugares que no tengan acceso a fuentes de energías renovables cercanas, ya que es fácil de transportar.
  • No emite gases contaminantes. Ni en su producción ni en su combustión para crear electricidad. Solo emite vapor de agua.
  • Mejorará la integración de las energías renovables en el sector eléctrico gracias a su poder de almacenamiento a gran escala.

Podría ser una alternativa para reducir las emisiones y cuidar nuestro planeta.

Países con los mayores proyectos de producción de hidrógeno verde:

CHILE

HyEx, en el norte de Chile: 1.6GW.

Highly Innovative Fuels (HIF), en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena: 1GW.

Industria de hidrógeno verde en Chile

Industria de hidrógeno verde en Chile

 

 

[amazon box = “B07CDV8D6J” template = “horizontal”]

 

 

ALEMANIA

AquaVentus, en la pequeña isla de Heligoland, en el mar del Norte: El plan es construir allí 10GW de capacidad para 2035.

Rostock, en la costa norte: prevé la construcción de otro 1GW de energía verde.

CHINA

Un megaproyecto en la región autónoma de Mongolia Interior, en el norte del país: generará 5GW a partir de la energía eólica y solar.

AUSTRALIA

Asian Renewable Energy Hub, en Pilbara, Australia Occidental: construirá una serie de plantas con electrolizadores con una capacidad total de 14GW.

Otros cuatro proyectos (dos en Australia Occidental y dos en Queensland, en el este) están todavía en la fase inicial de planificación, pero, de aprobarse, sumarían otros 13.1GW.

PAÍSES BAJOS

 NortH2 en el Puerto de Ems, en el norte:  prevé la construcción de al menos 10GW.

ARABIA SAUDÍ

Helios Green Fuels Project, en la futurista “ciudad inteligente” de NEOM, a orillas del mar Rojo, en la provincia de Tabuk, en el noroeste del país: 4GW.

Planta de hidrógeno verde en Arabia Saudí

Planta de hidrógeno verde en Arabia Saudí

 

Conclusiones

Según un informe de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA), el coste de las instalaciones de hidrógeno puede decrecer desde un 40% hasta un 80% a largo plazo. Esto, unido al abaratamiento de las energías renovables, hace pronosticar que el hidrógeno verde podría ser rentable a partir de 2030.

Aunque la inversión inicial sea elevada, la rentabilidad de este proyecto es significativamente alta, ya que supone un ahorro económico medio del 66% cada año, respecto al escenario de utilizar combustibles fósiles.

 

Anímate y déjanos tu comentario. Gracias!!!

Compartir